Caso Gloria Lara: una revisión necesaria

Por en septiembre 14, 2013
Precedente1 de 2Siguiente

En su columna del periódico El Tiempo, el periodista Enrique Santos Calderón, a contra corriente de la opinión de los grandes medios, señalaba que en el proceso judicial en el caso Gloria Lara se cometieron un sinúmero de irregularidades tendientes a inculpar del crimen a militantes de izquierda, a quienes las pruebas demostraban su inocencia .

He aquí la transcripción de la columna Contraescape del periódico El Tiempo de Bogotá del 25 de Agosto de 1983

contraescape

Gracias a una colaboración anónima, el F-2 dio con los autores del secuestrodelex gerente de la Texas, James Bishop. Un formidable golpe que, sin embargo, el organismo secreto de la Policía no ha explotado a fondo, y que ha recibido un despliegue más bien discreto en la prensa. ¿Por que?‘ Pues porque están de por medio el caso de Gloria Lara y el prestigio de. la Brigada de Institutos Militares (BIM), que dirigió la investigación, capturó e hizo condenar a los presuntos responsables de uno de los más horripilantes casos de secuestro y asesinato que haya registrado últimamente el país.

El F-2 no se ha atrevido a decir que los autores del secuestro de Bishop – delincuentes comunes de cuello blanco, dirigidos por un exjuez de la República – son los mismos del-de Gloria Lara, pues equivaldría a reconocer la inocencialde las nueve personas ya condenadas por este último crimen; tras el controvertido proceso judicial que la opinión recuerda bien; En su afán de no desmentir a la BIM, el F-2 ni siquiera ha dicho que en el allanamiento de la casa donde estuvo cautivo Bishop hallo banderas y pancartas de la ORP, la presunta organización de izquierda que se atribuyó ambos secuestros.

Pese al explicable silencio delas autoridades militares, y a la extrema discreción de las de Policía, las conexiones con el caso de Gloria Lara son demasiado evidentes. Empezando por el sitio del cautiverio de Bishop, donde se encontraron recortes de prensa alusivos a ambos secuestros. La prensa ya estableció que las paredes de la pieza donde estuvo retenido Bishop, que antes eran rosadas, fueron pintadas de nuevo en azul. En las fotografías en color enviadas por los secuestradores de Gloria Lara apareció un fondo rosado y en las de Bishop era azul. Además, también coinciden el ángulo de las fotos, el espacio del cautiverio y la distancia entre el muro y los secuestradores.

***

¿Existen ostras coincidencias, aún más significativas, que no han aparecido en las informaciones de prensa. En ambos casos se exigió Ïel pagodel rescate en un lugar, sobre la autopista a Medellín, situado a pocas cuadras de la casa allanada. Esta casa, donde ya se sabe que estuvo Bishop, se encuentra a su vez a menos de cinco cuadras en línea recta del sitio donde apareció muerta Gloria Lara, Por otro lado, la metralleta que encontraron en el allanamiento es idéntica a la que aparece en las fotos de Gloria Lara secuestrada. ‘Y si esto fuera poco, cabe recordar, que cuando los secuestradores de Bishop enviaron a la prensa fotos de su víctima, adjuntaron también lasde Gloria Lara en cautiverio,con el presumible fin de despejar cualquier duda en cuanto a que se trataba de la misma banda. En esa ocasión – tampoco se debe olvidar – los organismos de seguridad expresaron similar convencimiento.

Existen otros detalles más sutiles, pero no menos dicientes. El tipo de comunicados enviados a la prensa en uno y otro caso son muy semejantes en su estilo y contenido: un confuso coctel de jerga seudorrevolucionaria y terminología marxista que denotaba una precaria formación política, y que en su momento dio pie para que se cuestionara la a supuesta procedencia izquierdista de los secuestradores, Después se descubrieron los panfletos de Lenín de los que el ex juez Murcia aparentemente extraía párrafos enteros para dar a los boletines un sabor revolucionario.

Precedente1 de 2Siguiente